Diferencias entre hoteles

Aunque parezcan iguales, no lo son

hotel

Dos hoteles. Dos hoteles de playa. Dos hoteles en la misma playa. Dos hoteles en la misma playa con las mismas estrellas. Dos hoteles en la misma playa con las mismas estrellas y recién reformados, estilo mediterráneo. Dos hoteles en la misma playa con las mismas estrellas y recién reformados, estilo mediterráneo, sólo adultos.

A priori, ¿qué diferencias encuentras? ¿Qué te haría optar por un hotel u otro, sin aún conocerlos, para disfrutar tus vacaciones?

 

cliente haciendo check in

A no ser que ya conozcas los hoteles de antemano porque hayas paseado y entrado a verlos una vez que estuviste por la zona o que el principio Cialdini de Prueba Social se haya dado (es decir, que otras personas de tu entorno en los que confías lo aprueben o te fijes de los comentarios de clientes anteriores), te vas a meter en su web a indagar y ver qué tienen para ofrecerte tanto el uno como el otro.

En el siguiente paso, cuando ya estás iniciando la búsqueda en Google entran en juego diferentes variables de marketing digital y branding que harán que (seguramente) optes por uno u otro…¡comenzamos!

  1. Buen posicionamiento SEO, con palabras clave por la que quieres que aparezca tu alojamiento en primera posición. Aquí siempre recomiendo al gran Javier Gosende, consultor experto en esta materia tan necesaria como poco útil si no vas midiendo los resultados mes a mes. Como él siempre dice: “Lo que no se puede medir, no se puede mejorar”.
  2. Una web responsive, amigable y usable. Si haces clic y tarda mucho en cargar la página, te olvidarás de la opción número 1 y optarás por la opción 2.
  3. Las fotos y vídeos. Es primordial tener unas fotos acorde a la filosofía de empresa en tonos y visión, que llamen la atención y que éstas se ajusten 100% a la realidad de lo que te encontrarás al llegar a tus vacaciones. Invertir en unas buenas fotos de producto turístico, limpias, que guarden una misma línea y concepto me parece fundamental. El video marketing
  4. Las posibilidades que te ofrecen en cuanto a servicios extra que marcan la diferencia experiencial. Una clase de yoga impartida por un profesional al amanecer, una fiesta de los 80´s , 90´s tematizada, un tardeo con música en directo…son sólo unos ejemplos. Dependiendo del tipo de cliente objetivo a atraer.
  5. Copywriting. Los textos de la web. Esa conexión que hace que te decidas a reservar gracias a la claridad de su oferta, explicada directamente a esa persona que está pensando en disfrutar de tu alojamiento, salvando sutilmente las objeciones que pueda tener antes de reservar y potenciando tus puntos fuertes.

Se trata de un conjunto de técnicas que juntas hacen un buen trabajo web y por lo tanto de marketing digital.

A la mayoría de dueños de hoteles les resulta difícil saber por qué les compran a otros y a ellos no, si lo siguen haciendo «como toda la vida». Las estrategias están cambiando por momentos así que deben subirse al tren del online o se quedarán fuera.

Una web propia potente en todos los sentidos hace que las reservas no se vayan a través de terceros y aumenten los clientes directos, que finalmente es lo que todo hotelero está buscando, ¿no crees?

¿Qué otras técnicas utilizarías tú?

pregunta